15.9 C
Santa Rosa
lunes, 17 junio, 2024

El vernismo presiona pero Ziliotto resiste: “Solo se alejan Bensusán y Garay”


El Gobierno de Sergio Ziliotto, pese a las crecientes presiones del ultravernismo para “oxigenar” el gabinete luego de la derrota de las elecciones del domingo, solo tiene en el radar -al menos por el momento- dos renuncias: la de Daniel “Pali” Bensusán al Ministerio de Gobierno y la de Juan Ramón “Toty” Garay al Ministerio de Obras Públicas.

Bensusán, cabeza de lista del Frente de Todos, va a renunciar para asumir como senador nacional en diciembre. Es decir, era un alejamiento cantado.

El otro alejamiento es el de Garay, que hoy presentó la dimisión. Ya había avisado antes de las elecciones a Ziliotto de la decisión de acompañar, como asesor, a su yerno Bensusán.

En las primeras horas del día, Diario Textual había publicado que el exgobernador Carlos Verna y sus allegados pretenden que Ziliotto meta ya cambios en el gabinete. Entre otros, a funcionarios que hasta hace dos años eran incondicionales de Verna y que luego siguieron con el nuevo gobernador.

Las especulaciones y versiones arreciaron todo este lunes. El vernismo presiona, pero por ahora solo hay dos cambios de ministros.

Diario Textual consultó en la tarde de este lunes a un funcionario del Gobierno provincial, cercano a Ziliotto, que negó que vaya a haber más renuncias. “Solo se alejan Bensusán y Garay”, dijo el vocero.

Incluso negó una inminente renuncia de Ernesto Franco, ministro de Hacienda. Es un funcionario respaldado tanto por Ziliotto como por Verna, aunque habría manifestado a sus allegados cierto “cansancio”.

En Casa de Gobierno interpretan que, si bien perdieron, la principal causa del resultado electoral no fue la gestión de Ziliotto y sus ministros y secretarios. “Hay una muy buena imagen y lo dicen todas las encuestas, con arriba del 65% de aprobación”, sostuvo ese funcionario.

No lo van a decir públicamente, pero para los jefes de la campaña fue fundamental la falta de apoyo de Verna a los candidatos y hasta la plancha de sus allegados en la campaña electoral. También, elucubran, jugó en contra la nacionalización de la campaña que acrecentó el voto bronca por la situación económica derivada de las restricciones por la pandemia de coronavirus. Ya lo dijo ayer Ziliotto: se repitió el voto bronca.


COMENTA ESTA NOTA

Comentarios

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS