15.9 C
Santa Rosa
lunes, 17 junio, 2024

Con datos a agosto, los salarios están 0,5% arriba de la inflación en lo que va del año

El Ministerio de Economía salió a comentar rápidamente, casi en paralelo, los datos salariales de agosto del Indec.

Es que por los ajustes en las paritarias, la mayor actividad y que ese mes la inflación perforara el piso del 3%, los salarios crecieron el 3,2% versus una inflación del 2,5%. Y eso permitió que en los primeros 8 meses de este año, los salarios subieran un 33% frente a una inflación del 32,3%. Una mejora de apenas el 0,5%.

El comportamiento salarial no fue parejo para todos los sectores.

Los salarios del sector privado registrado lideraron la suba con el 36,3%, seguidos por el sector público con el 36% y muy por detrás se ubicó el sector privado no registrado con el 19,5%.

Con estos números la apuesta oficial es que este año los salarios le empaten o le ganen a la inflación, torciendo lo que vino pasando en los anteriores tres años (2018/2020) cuando los sueldos perdieron el 21,3% frente a la suba de los precios.

Los datos de inflación de septiembre, con el 3,5%, y las proyecciones de octubre – con más del 3% — unido a la disparada de los precios de los dólares alternativos, abren un interrogante sobre este objetivo oficial.

De ahí que es que el Gobierno decidió congelar los precios de un conjunto de productos básicos para incidir en una desaceleración de los precios de cara a la mayor demanda de consumo para estos meses de fin de año.

La secuencia salarial de los últimos años es la siguiente:

• En 2018, el índice salarial del Indec registró un alza 29,7 % y la inflación interanual fue del 47,6%. Una pérdida del 12,1%.

* En 2019, la suba salarial fue 40,9% y la inflación del 53,8%. Una pérdida del 8,3%.

• En 2020, los salarios subieron 33% y los precios el 36,1%. Un retroceso interanual de 2,3%.

Esta secuencia de 2018/2020 arroja una pérdida salarial promedio de 21,3% que se distribuye en:

• Asalariados del sector privado: 18,1%.

• Trabajadores del sector público: 23,6%.

• Asalariados no registrados: – 25,9%.

Esta caída del salario real explica una parte del incremento de la pobreza y lleva a que 3 de cada 10 ocupados sea pobre. Este aumento de la pobreza fue mayor entre los trabajadores formales que entre los no registrados que ya antes de 2018 mostraban altos niveles de carencias alimentarias y no alimentarias.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS