15.9 C
Santa Rosa
lunes, 17 junio, 2024

“Precios congelados”: las empresas elevaron una contrapropuesta y Feletti dijo “no”

En un clima cruzado por la tensión y los enojos, altos directivos de la Copal (productoras de alimentos) negocian con el Gobierno un nuevo tipo de acuerdo para estabilizar los precios, pero en forma consensuada. El sector todavía no acepta la decisión de congelar 1.247 productos de la canasta básica por 90 días, tal como les comunicó en persona el nuevo secretario de Comercio, Roberto Feletti, a fabricantes y supermercados. Por ahora, las gestiones no prosperaron, confiaron a Clarín varias fuentes empresarias.

En su debut en el cargo, Feletti se reunió este martes con la industria de consumo masivo y sorprendió con el anuncio de “un acuerdo de estabilización” hasta el 7 de enero de 2022. La medida, dijo era transitoria, pero que apuntaban a contener la aceleración inflacionaria, sobre todo en los alimentos. “Nunca pasó que venga un congelamiento verbal y que se lo pretenda mostrar como un acuerdo”, manifestó uno de los directivos. A pesar del malestar, desde el sector descartan una ruptura.

El Gobierno busca bajar el costo de vida vía congelamientos. Justo ayer, el Indec reveló que en setiembre, la inflación subió 3,5% (52,5% en los últimos 12 meses), que contrasta con el 2,5% del mes anterior. Pero en el último año, los precios de los alimentos básicos aumentaron hasta 25 puntos porcentuales por encima de la inflación promedio y unos 20 puntos por encima de los salarios formales y las jubilaciones. “Hay que parar la pelota”, le dijo Feletti a productores y cadenas comerciales, al presentarles la propuesta.

Sorprendidos inicialmente, en la Copal (que representa a 14.500 empresas de alimentos y bebidas) debatieron las posibilidades y decidieron elevar una contrapropuesta. La primera consistió en limitar el congelamiento a los 670 productos del programa Precios Cuidados, que debían actualizarse este mes. El sector concedió continuar con los mismos precios por 90 días más, pero sin ampliar la canasta. Feletti lo rechazó. Y ratificó que está a la espera de que las empresas remitan la lista de precios al 1° de octubre de los 1.247 artículos a congelar.

Las opiniones en la industria están divididas, pero hoy prevalece la intención de continuar las discusiones con Feletti para modificar en parte el “plan de estabilización”. El encargado de las negociaciones por parte de la Copal es el titular de la UIA, Daniel Funes de Rioja. Pero todavía quedan muchos obstáculos. Un directivo de la entidad explicó a Clarín que “todo fue sorpresivo y rompe todo lo establecido por la anterior gestión“, dijo, aludiendo a la ex secretaria Paula Español. Por otro lado, añade que el listado de artículos genera mucha confusión. “Hay muchos productos que están discontinuados o ya no existen desde hace mucho”, ejemplificó.

En la presentación del plan de precios congelados, Feletti argumentó que el objetivo es “mandar una clara señal de estabilización del mercado” y que “no es posible que el trabajador retroceda en el poder adquisitivo de sus ingresos”. Planteó que la lógica es que en el último trimestre del año se espera un aumento de la demanda y que se trata de evitar el traslado a precios. “Queremos compatibilizar sus márgenes de ganancias y planes de negocio con la expansión del consumo por cantidad y no por precios”.

El funcionario insistió en que el congelamiento recibió un alto grado de consenso por parte del empresariado “para frenar la escalada de precios” y que el motivo para impulsar “el acuerdo” es el peso que tiene la canasta básica alimentaria con respecto al salario promedio formal. Dijo que desde 2019 al presente, pasó de representar el 9 al 11%. “Ese coeficiente, que se basa en el precio de los alimentos, tiene que bajar”, machacó.

Desde la Copal insisten que el sector privado no es responsable de la inflación. Y que “el plan de estabilización” y los controles de precios se concentran en las grandes cadenas y fabricantes y que la mayor parte de las ventas de artículos masivos queda fuera del monitoreo. “El universo del consumo masivo son 280.000 puntos de venta. De ese total, apenas 70.000 pertenecen a los supermercados, que representa el 30% del negocio total”, señaló un alto ejecutivo de larga trayectoria.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS